Bye Bye Germany

Bye Bye Germany ★★½

Bastante indiferente hacia lo que nos cuenta esta película. No sabe establecer su tono del todo. Cuando apunta hacia la comedia, gira repentinamente hacia el drama, y viceversa, sin un patrón verdaderamente definido. Parece no decidirse sobre lo que quiere ser. El resto tampoco excede en calidad. Hay algunos elementos enterrados por ahí que podrían explorarse (el momento en el que David se queja de un Dios que no ha hecho nada para evitar la tragefia del Holocausto estaría ahí), pero pasan por encima como si nada. Material desaprovechado.