Kung Fu Panda

Kung Fu Panda ★★★★½

EL PODER DEL CUERPO

Lo que parecía ser la cúspide del estilo mamarracho de Dreamworks (personajes arqueando una ceja en los pósters, comedias de tono infantil y vulgar, tramas tan estúpidas que nos harían preguntar que fumaron para que se les ocurrieran) resultó ser una de sus mayores sorpresas. Una película sencilla, tierna y sumamente agradable, con un estilo y narrativa visual sublimes. Su humor basado principalmente en el pastelazo, su sencillez argumental alejada de toda pretensión y una historia contada con corazón, ocupando ingredientes distintos que alteran ciertos convencionalismos de estos relatos, fueron lo que la hicieron mucho más interesante, con todas las implicaciones que eso conlleva.

Po le da al arquetipo del acompañante geek la oportunidad de lucirse y ser el héroe siendo el mismo de siempre. Es un don nadie, alguien sin nada especial en absoluto, pero su inocencia y simpatía, su extremo entusiasmo por el Kung Fu y lo mucho que disfruta de la situación en la que se ve envuelto lo hacen increíblemente adorable y empático, mucho más de lo que se pudiese pensar en un principio. Mientras los Cinco Furiosos tienen un comportamiento mixto hacia él (les cae bien, pero no les agrada porque realmente está haciendo el ridículo y entrenarle supone una pérdida de tiempo), Shifu y Oogway (cada frase que dice es oro puro) representan las 2 caras de la moneda en cuanto al cambio de perspectiva de una persona, y con ello el mensaje que le da un toque distintivo a la cinta.

Tai Lung resulta ser lo bastante amenazador y carismático y su relación con Shifu es interesante, pero su verdadera función es desencadenar las magistrales y espectaculares escenas de acción, llenas de dinamismo y sin forzamiento. Tan distinta a lo que pudo haber sido, encantadora, emotiva, espectacular e incluso un tanto filosófica al hablar del Kung Fu y su trasfondo, pareció inaugurar una nueva etapa para Dreamworks.

Smashology liked these reviews

All