The Passion of Berenice

The Passion of Berenice ★★★★

Conocí el trabajo de Jaime Humberto Hermosillo el año pasado, incluso cuando ya sabía que era una figura indiscutible del cine mexicano y aún mejor, del lugar en el que crecí. Nunca me había sentido listo para comenzar a ver películas de él, por lo que dejé pasar el tiempo. La primera película que vi de J.H. Hermosillo fue La Tarea Prohibida (1992), al terminar de verla, entendí que me estaba perdiendo de algo grande.

Ahora, bastante tiempo después, veo la obra más popular y la que algunos mencionan como la obra maestra del realizador. La primera imagen de este largometraje es algo que va durar en mi mente por muchísimo tiempo: Un bellísimo caballo incendiándose, mientras que detrás de él una casa que parece tener el mismísimo infierno en su interior, todo va a una velocidad muy lenta para que puedas apreciar a detalle cada movimiento del animal, del fuego y de pronto, corte. Lo siguiente es el despertar de nuestra protagonista.

La pasión de Berenice no es más que la represión de un sistema en contra de la práctica libre de nuestra sexualidad y si retratar eso en un hombre ha sido complicado, y que al menos para mí, una de las únicas películas que lo ha conseguido es Shame (2011) ahora imagínense trasladarlo al contexto mexicano de mediados de los 70’s, en un pueblo de provincia y en la mente de una mujer, además de ser dirigida por un hombre, el nivel de empatía y de comprensión de lo que experimenta una mujer en ese contexto debe de ser precisa y humana para no terminar haciendo una interpretación varonil de lo que una mujer experimenta de la represión sexual.

Jaime Humberto Hermosillo lo logra, adentrándonos en un thriller psicológico a la mente de Berenice y su andar entre el deseo y la culpabilidad, entre la libertad y el arrepentimiento. Berenice, es misteriosa, poco se sabe de ella, pero la manera en que desesperadamente reprime su deseo, no es más que la transformación de la necesidad humana convertida a dolor y odio. Claro, que para esto, el sexo tiene que ser camuflado de amor por el varón, enredando la realidad y provocando el dolor de las mujeres por el banal placer del sexo.

El fuego es la pasión, el deseo, pero también la frustración y la ira que crece dentro de una mujer que no puede ser ella misma, porque no es aceptada por la sociedad. J.H.H. reconocido como uno de los directores más polémicos en su tiempo, nos deja claro que estuvo adelantado a su época y que su cine en estos momentos debería de estar más vivo que nunca.

México #21 - Hermosillo #6 - AGS #1

Pablo I. liked these reviews