milgerardo.

No te aguanta nadie, todo el mundo te odia. Ellos se lo pierden. Sonríe, cabrón.