Evil Eye

Su productora Blumhouse ha querido vender esto como una película de terror, cosa como mínimo discutible. En realidad parece más bien un melodrama con una premisa un tanto curiosa acerca de una supesticiosa madre en la India que se obsesiona con que el nuevo novio de su hija en Estados Unidos es la reencarnación de un hombre que intentó matarla hace 30 años. Hay una mezcla curiosa de elementos muy dispares como la agobiante presión de la famila, el peso de la cultura tradicional sobre las nuevas generaciones, la violencia de género y ciertos lugares comunes del cine de Bollywood como son las referencias a vidas pasadas o al karma como recurso narrativo. Todo hecho, eso sí, de forma superficial y con unos valores de producción dignos de un teleculebrón. Siendo sinceros, la película es más interesante al principio cuando la trama es ambigua y te preguntas si la historia es realmente sobrenatural o solo el retrato de una madre dominante, pero ya hacia el final todo se vuelve tan absurdo y descabellado que termina dando un poco de vergüenza ajena. Encima es sumamente aburrida y con una tendencia a explicarlo todo para que hasta el más tonto del público lo pille. Muy lamentable.