Things Heard & Seen ★★★

El principal error es que vendieron este film como terror y no hay un solo momento que genere sustos. Partiendo de la historia se puede entrar en diversos conflictos por no saber cuál es el tema con el que la película se quiere comprometer. Divaga en varias secuencias con situaciones de los personajes que al final no resultan en nada.
Lo mejor de la película es su cinematografía que realmente es preciosa. Los movimientos de cámara en algunas escenas son muy llamativos. La parte técnica es lo que más resalta.
En cuanto a las actuaciones, Amanda Seyfriend se roba la película y James Norton se mantiene en una misma nota.
De todos los temas que aborda la película el que más me intereso va por el lado de los trastornos alimenticios donde hay diálogos muy buenos, pero como sucede con la mayoría de cosas, le falta desarrollo.
Al final es una película sobre pecados y pecadores. El conflicto de una pareja que se separa mientras la fachada que ellos construyeron de si mismos cae. Las consecuencias que se reciben cuando se cede ante la tentación de quererlo todo y caminar el sendero fácil.